Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 24 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Valeria Zurano
Buenos Aires - Argentina
Poeta y narradora. 1975, buenos aires, argentina. Actualmente vive en Groenlandia. http://buscandoeltiempoperdido.blogspot.com
http://elgrancapitan-cronicadeunviaje.blogspot.com
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Mayo 2009
El libro de las hormigas
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

11/03/09 | 19:45: graciela (jaque mate-...) dice:
VAleria, querida Valeria! Por fin volviste...yo también me fui, y en parte no estoy del todo, pero en este momento me vine al inútil combate y me deleité con tu Libro de la hormigas, bello tu texto, como siempre. Abrazo, Graciela
08/11/08 | 12:24: graciela (jaque mate...) dice:
Valeria!! Mucho tiempo que no entro por estos sitios..también largo tiempo ausente, alegría grande de leerte nuevamente. ¡Es tan simple como esto!...cuando se tiene tu talento. Sabés cuánto valoro tu textualidad. un abrazo, Graciela
23/10/08 | 16:50: marta mazzilli dice:
Valeria...me gusta este descender con el relato.Esta expectativa de semi-euforia devenida en soledad y graficada tan plásticamente. Me gusta. Marta Mazzilli ( el viejo taller )
Vínculos
Blog del libro El Gran Capitán-Crónica un viaje al Litoral
Blog con otros escritos de Valeria
Descubrimientos Descubrimientos


La vida es un descubrimiento de los verdaderos sentidos del amor, la muerte, la amistad y, por su... Ampliar

Comprar$ 25.00

Entrá a Radio La Quebrada

El inutil combate


Ahora que siento que el lenguaje me ha despojado, me ha quitado a mí misma, puedo volver al comienzo, al principio de todo, entonces te hablaré de la carta que escribo; de las comas que estorban y suplantan el quiebre, de las máscaras de los infinitivos, del vértigo de un punto, de esas suaves sombras sordas de los adjetivos, de la condena que propone el sustantivo.
V. Z.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

El libro de las hormigas



El libro de las hormigas

Los días y las mentiras necesarias

 

 

 

“En verdad, yo no quiero la dicha que se origina en la miseria.  No quiero una riqueza que despoja a otro.  Si mi ropa desnuda a otro, iré desnudo.”

André Gide

 

 

¿Acaso no veis cómo alguna de vuestras compañeras

queda agonizando en el camino?

El mismo camino que recorrimos juntas hace instantes

y que ahora también juntas nos lleva a la muerte.

 

 

Habremos de protegernos de la lluvia igual que Ellas

hundidas en sus galerías de tierra, recorriendo en silencio las cuevas.

Igual que Ellas, en un mundo ajeno, en el mundo de otros

relamiéndonos las patas, chocándonos los ojos

al abrigo de una organización con fines morales autodestructivos.

 

 

Adormecida en la pasión que carcome tus entrañas de extraña

Solitaria -te llamaron -para cubrirte con las ropas negras de viuda.

Me uno a tu luto mas no sé cómo abrigarte en la intemperie

y busco las huellas de tus pasos de gigante perdiéndose

en la senda natural de nuestras vidas

que fueron cruelmente separadas por las jerarquías de la razón.

 

 

Grandes columnas de multitudes me han arrastrado

no quería, te lo juro

pero después era tan simple, la inercia de la fuerza

la corriente a favor del gradiente

buscando el amanecer, peleando por el alimento

sumidos en días de permanente vigilia.

 

 

Era el castigo de completar para perder integridad

el espantoso recorrido de ir y venir por las galerías

sosteniendo la metáfora del gran secreto del mundo

cocidas unas a otras, unidas por el tórax

justificando la marcha sin motivo alguno.

Debemos perdernos para siempre

resignar la idea de los senos para que otros conozcan la dicha.

 

 

Hubiera querido decirte que el camino era el mismo

un camino natural,  y tendría que haberlo sido

pero fuimos premiados, y vos ahí

vos; socavando hacia el centro de la tierra para proliferar

y yo acá; cada vez más en la superficie.

 

Me dio miedo ese universo impensado

esas maniobras programadas

para seguir perteneciendo a la gran comunidad.

Una metáfora podría salvarme y lo supe

la invención de un instante en este tiempo que está enteramente tomado.

 

 

He perseguido la astilla de un pétalo

que se perdía en los hombros de un desconocido

he soñado esas tardes calurosas de humedad

una nueva comuna de simples refugios

vislumbré recostada sobre una hoja

la realidad diminuta y microscópica

de una ciudad dentro de otra.

 

 

Caímos engañadas en esos brazos patriarcales

cuando aún larvas como duendes

vivíamos de la tierra fresca y húmeda

acunando nuestros sueños en los brazos de aquellas obreras

que resignaban sus vidas nunca por amor.

 

 

Una hormiga está destinada a no soñar

como muchos de nosotros

está destinada a no saber de sí misma

ha erradicar lo que en algún momento los sentidos evocan.

Las hormigas no hacen canciones

tampoco conocen la verdadera amenaza de los pasos sobre sus cabezas

una hormiga está destinada a no ser soñada jamás

como muchos de nosotros.

 

 

Me decías que arrastrara este cuerpo hacia la luz

más allá de las lúgubres galerías

que esperara tu diminuto secreto

a orillas del tronco de aquel árbol

prometiste cualidades de dioses

pero éramos la expresión más ínfima de la vida;

apenas una consecuencia.

 

 

Esta es la gran ciudad de la que hablabas

la urbe de los que son paridos en serie

la humanidad que te prodigaste

para alumbrarme hasta la puerta

y no pude creerte porque yo también decía lo mismo.

 

 

Después ya sabrás que aunque salga el sol y los brotes más tiernos asomen

ésos que resplandecen bajo la luz,

no deberás confiarte

y Ellas que son una, la que duerme debajo de todas

no dudará en el mandato de exterminar.

Editado por Cortina de humo, Chile, 2009.

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 3 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS